QUE ES EL VENENO DE ESCORPION AZUL (Rhopalurus Junceus)

El veneno de escorpión azul es un compuesto puramente proteico, pues carece de
fosfolipasas, proteasas y factores de irritación. La toxina del veneno de los escorpiones es
una mezcla compuesta por varios péptidos de bajo peso molecular que tienen efecto
sobre los canales iónicos (fundamentalmente de Ca2+, Na+ y K+) en las células de
mamíferos e insectos.

COMO SE DESCUBRIO

La utilización de veneno del escorpión azul es un remedio contra el cáncer que científicos
cubanos por años, han trabajado en su investigación. El biólogo cubano Misael Bordier,
descubrió, estudió y dirigió la investigación con la toxina del ALACRÁN O ESCORPIÓN
AZUL (rhopaluris junceus), en el tratamiento contra el cáncer.

Este alacrán es la única de todas las especies en cuba que su toxina tiene las
propiedades curativas para esta enfermedad y que se está aplicando, para tratar
pacientes con patologías cancerígenas. Inicialmente este TRATAMIENTO CONTRA EL
CÁNCER se descubrió y aplico en la provincia de Guantánamo, posteriormente el
Ministerio de salud Pública decidió acometer la investigación a gran escala, designando a
los laboratorios Labiofam para este propósito.

Este biopreparado contra el cáncer, que Bordier llamó y registro como ESCOZUL, el
Ministerio de Salud Pública de Cuba lo llamo: TOXINA DE ORIGEN NATURAL en una
etapa de su investigación. Durante todo este periodo el Escozul o Toxina de origen natural
se ofrecía gratuitamente en los centros de investigación donde se producía, el paciente o
familiar solo tenía que presentarse con un resumen de su historia clínica y los resultados
de los exámenes realizados.

CÓMO ACTÚA EL VENENO DE ESCORPIÓN AZUL

Actúa inhibiendo la proteasa, una enzima que rodea la membrana de todo tipo de tumor.
Se conoce que la proteasa funciona como una especie de hábitat en que el tumor se
reproduce y se expande célula por célula. Al impedir la formación de esta membrana en la
neoplasia es posible frenar su expansión. No obstante, este veneno no ataca a la célula
maligna directamente, sino que actúa evitando su desarrollo inhibiendo la membrana.

CÓMO INTERACTÚA EL VENENO DE ESCORPIÓN AZUL

A nivel Celular – Este veneno, y más específicamente las moléculas que lo componen,
actúa en los canales electroquímicos a nivel de la membrana celular, de las células
tumorales, (las cuales tienen una gran actividad iónica), provocando una disminución en el
metabolismo de estas células, conocido como efecto citostático, que reduce la velocidad
de crecimiento del tumor.
También induce lo que se conoce como apoptosis celular, facilita el encapsulamiento y
cesa la actividad tumoral, lo cual reduce o desaparece muchos tumores, llegando a
causar muerte celular, esto en correspondencia con su clasificación, estado y edad del
paciente.

Como Inmonumodulador – Estimula el sistema inmunológico del paciente, o sea, se ha
visto tanto en animales de experimentación como en los pacientes que lo han usado que
hay un incremento de los glóbulos blancos de la sangre, o sea las células encargadas de
la defensa de la inmunidad de la persona. El veneno propiamente estimula, activa,
potencia o modula la respuesta inmune a nivel celular o humoral, aumentando la
respuesta inmunológica. En todos los procesos cancerosos la inmunidad tiene un papel
muy importante e incluso se sabe que hay algunos tipos de cáncer donde el papel
inmunológico es determinante.

Como Inhibidor – La toxina del veneno de los escorpiones es una mezcla conformada
por péptidos de escaso peso molecular que tienen efecto sobre los canales iónicos, estas
proteínas de bajo peso molecular inhiben la producción de proteasas, una enzima que
rodea como una membrana todo tipo de cáncer. El veneno, no ataca a la célula maligna
directamente, sino que actúa evitando su desarrollo inhibiendo la membrana celular y
evitando el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos.
Para los conocedores de la oncología hoy día, se plantea que el cáncer es una
enfermedad de membranas, porque de los cambios fundamentales que ocurren en la
célula cancerosa alrededor de cuatro de ellos lo hacen a nivel de la membrana celular,
que es una de nuestras teorías respecto a la acción de este veneno.

BENEFICIOS OBSERVADOS
Es importante entender que los tratamientos complementarios contra el cáncer con el
ESCOZUL o el VIDATOX no es una cura definitiva, pero si en un gran porciento de todos

  • los pacientes, independientemente del estadio de su enfermedad tiene efectos muy
    positivos, por lo que le informamos que, en el transcurso de estos 15 años, se ha podido
    conocer que entre un 50% y 70% de los casos tratados, han reportado beneficios en su
    calidad de vida tales como:
  • Incremento del apetito y como consecuencia de esto aumento del peso corporal
    del paciente.
  • Mejora la calidad del sueño sin necesidad de ingerir Psicofármacos o la
    disminución de las dosis de estos.
  • Contribuye al alivio del dolor y/o a la disminución de la frecuencia y dosis del uso
    de Morfina o sus derivados.
  • Contribuye a paliar los efectos indeseables de la Quimioterapia y Radioterapia.
  • Hace más tolerable y efectivas las sesiones de quimioterapia y radioterapia al
    disminuir los efectos indeseables.
  • Mejora de la respuesta inmunológica del paciente.
  • Cronifica la enfermedad.

    La magnitud de la manifestación de estos síntomas de vida depende del estadio de la
    enfermedad, y deterioro del estado general que tenga el paciente, al iniciar el tratamiento.
    No debe suspender ningún otro tratamiento que se esté realizando para usar alguno de
    estos tratamientos contra el cáncer.
    Hasta el momento no se conocen contra indicaciones en la aplicación de estos
    tratamientos contra el cáncer y no tienen efectos secundarios, no interfiriendo con otros
    tratamientos contra el cáncer que se estén aplicando.

 
Nota: dicho lo anterior, debemos mencionar que en ningún caso este tratamiento busca curar el cáncer ni tampoco es un tratamiento convencional como la quimio/radioterapia. Solamente es un complemento de ayuda en la lucha contra el cáncer y sus efectos colaterales. El paciente, teniendo en cuenta esto, y al solicitarlo, da su aceptación y consentimiento al respecto de lo mencionado.